Una unión innovadora ha hecho posible una de las tendencias en salud más esperadas para este 2018

GE Healthcare y Roche Diagnostics se han unido para desarrollar el primer software de obtención de datos a través de diagnósticos in-vivo e in-vitro, que integre los últimos avances en investigación clínica y así poder perfeccionar los resultados de los pacientes.

La medicina de precisión se ha convertido en una tendencia cada vez más relevante en el campo de la salud. Médicos e investigadores están aprovechando el avance de la capacidad informática y la analítica, y la recopilación de información de pacientes gracias a la genómica, los dispositivos móviles y los datos demográficos para crear planes de tratamiento más precisos e individualizados. ¿Y si, por primera vez, se pudieran analizar todos los datos obtenidos de los diagnósticos juntando genómica, patología tisular y biomarcadores con la información radiológica y la monitorización? Entonces, añadiendo la información extraída de análisis de datos y modelos de aprendizaje automáticos, ¿podría presentarse un cuadro completo del paciente en un panel de control que los médicos analizarían de manera más rápida, fácil e individual? Una herramienta como esta podrá ser desarrollada por dos grandes compañías del campo de la salud, acercando la atención sanitaria un poco más a esa realidad.

Una nueva asociación entre GE Healthcare y Roche Diagnostics, líder en diagnósticos in-vitro, tiene como objetivo crear el primer software de obtención de datos que combine diagnósticos in-vivo e in-vitro. A menudo, la información sobre los pacientes es dividida por departamentos, diferentes registros o incluso diversos hospitales y el equipo médico no dispone de un cuadro clínico completo. Las dos compañías crearán aplicaciones que combinarán una amplia cantidad de información sobre el paciente con los últimos diagnósticos obtenidos, permitiendo a los médicos poder diagnosticar con mayor facilidad, y desarrollar tratamientos personalizados que podrían ser más efectivos. Inicialmente, las soluciones se enfocarán en oncología y cuidados intensivos.

“La medicina actual se sirve cada día más de datos debido a los avances de nuestro entendimiento científico de la biología humana y sus enfermedades, combinado a nuestra habilidad para detectar y medir muchos parámetros nuevos” explica Steve Burnell, Doctor, Vicepresidente y Jefe de Estrategia de Soluciones de Información para Diagnósticos en Roche. “En el proceso, se está haciendo bastante más complejo para médicos, investigadores y pacientes explorar y dar sentido a estos resultados. En pocas palabras, Roche Diagnostics y GE Healthcare pretenden apoyar a estos profesionales proporcionándoles toda la información que se pueda conseguir para tomar mejores decisiones sobre el cuidado de la salud de sus pacientes. Esto lo logramos conectando los sistemas de datos que ya existen en muchas clínicas, aportando herramientas de colaboración y productos de trabajo intuitivo.”

La obtención de datos en el campo de la salud está en pleno auge y queremos que, para los médicos sea más sencillo obtener una imagen completa del paciente y que los datos sean más comprensibles, lo cual permitirá un mejor tratamiento para el paciente.

De acuerdo con los últimos datos reflejados en la estrategia contra el cáncer del Sistema Nacional de Salud español, cada año se diagnosticarán aproximadamente 162.000 nuevos casos de cáncer en España y 94.000 personas morirán por esta causa.[1] Un diagnóstico más rápido, más preciso y un tratamiento más personalizado, podría ofrecer enormes beneficios para médicos, investigadores y pacientes.

En oncología, existen nuevas opciones de terapia que incluyen terapias de inmunidad y regímenes combinados; estas requieren la aplicación de diagnósticos que aporten biomarcadores nuevos y estables para poder detectar, diagnosticar y monitorizar enfermedades. Cuando se combinan con la creciente accesibilidad a grandes bases de datos y análisis avanzados, es posible ubicar a un paciente más rápido dentro del contexto de una base de evidencias.

“Estas tendencias unidas ofrecen un cuidado clínico incluso mucho más personalizado, pero, a nivel individual, muchas decisiones requerirán que el paciente y su médico dispongan de toda la información y evidencias relevantes a su alcance para tomar decisiones más acertadas,” dice Burnell.

Por ejemplo, en el caso de una paciente con cáncer de mama, las aplicaciones podrían combinar las radiografías, patologías e información genómica de una mujer en un solo perfil. “Con esta serie de datos recabados mediante los mecanismos de aprendizaje automático y aprendizaje a fondo, en el futuro es posible que se reduzca el número de biopsias innecesarias que se realizan por hallazgos sospechosos en las mamografías, y también la mastectomías que se realizan para combatir el carcinoma ductal in situ, una condición que puede derivar en cáncer de mama invasivo en algunos casos” explica Nadeem Ishaque, Director de Innovación en GE Healthcare Imaging.

Para los pacientes que reciben cuidados intensivos en la UCI o en la sala de emergencias, por ejemplo, el objetivo es combinar los datos de estos equipos, incluida la monitorización de los pacientes, con biomarcadores, patrología tisular, genómica y datos secuenciales. La nueva base de datos combinada puede entonces ser integrada a un trabajo clínico ya existente y ayudar a los médicos a poder identificar, e incluso predecir, enfermedades infecciosas antes de que actúen. Las enfermedades infecciosas son un gran riesgo para pacientes en la UCI ya que son más vulnerables.

Uniendo estas dos compañías tan poderosas, creemos que podemos marcar la diferencia no solo para nuestros usuarios, sino también para los pacientes de todo el mundo.

Las aplicaciones y el panel integrados en la nube ayudarán a los médicos e investigadores a visualizar los datos y proporcionar información procedente de múltiples bases de datos, ninguna de las cuales es visible para el ojo humano o puede ser sintetizada por nuestros procesos cognitivos. Las analíticas, las máquinas de autoaprendizaje y las máquinas de aprendizaje profundo ayudan a crear y construir información clínica crítica que se puede extraer de las bases de datos para mejorar la productividad de las estadísticas clínicas y los resultados de los pacientes.

“GE Healthcare cuenta con importantes bases instaladas tanto en equipo de diagnóstico de imagen como de material de monitorización, y Roche en la principal compañía de diagnósticos in-vitro. Uniendo estas dos compañías tan poderosas, creemos que podemos marcar la diferencia no solo para nuestros usuarios, sino también para los pacientes de todo el mundo. La obtención de datos en el campo de la salud está en pleno auge y queremos que, para los médicos sea más sencillo obtener una imagen completa del paciente y que los datos sean más comprensibles, lo cual permitirá un mejor tratamiento para el paciente” explica Ishaque.

[1] Sistema Nacional de Salud, febrero 2011 “Estrategia contra el cáncer del Sistema Nacional de Salud. Ministerio de Sanidad y Consumo.” https://www.aecc.es/SobreElCancer/bibliotecadedocumentos/Paginas/estrategiacontraelcancer.aspx