RACER: El helicóptero híbrido de nueva generación que traerá vuelos más baratos, rápidos y sostenibles.

La navegación aérea está en constante evolución, desde nuevos jets supersónicos aptos para pasajeros a helicópteros híbridos que vuelan como un avión.

Un ejemplo reciente de este tipo de innovaciones es el RACER de Airbus Helicopters. Sus siglas en inglés significan “helicóptero rápido y rentable” (Rapid And Cost-Effective Rotorcraft), y combina la versatilidad de un helicóptero (puede flotar, despegar y aterrizar verticalmente) con las capacidades de velocidad y distancia más comúnmente asociadas con los aviones. Airbus dice que el RACER logrará una velocidad de crucero de 400 kilómetros por hora, lo que lo convertiría en uno de los helicópteros más rápidos del mundo.

El RACER es el concepto de avión insignia para Clean Sky 2, un proyecto de la Unión Europea que busca formas de reducir el impacto de la aviación en el medio ambiente. Bajo el paraguas de Clean Sky, más de 600 entidades de 27 países están trabajando para desarrollar tecnología de aeronaves “ambientalmente benignas”, con el objetivo de reducir el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono en un 50%, las emisiones de óxido nitroso en un 80% y el ruido externo en un 50%.

Mientras que algunas de esas correcciones pueden realizarse ajustando los tiempos de rodaje, aterrizaje y despegue de un avión tradicional, Clean Sky centra su enfoque en la aerodinámica del ala mejorada y otras tecnologías de vanguardia para crear una diferencia real, sostenida y sostenible.

Aquí es donde entra en juego el RACER. Los ingenieros de aviación han buscado durante mucho tiempo un prototipo de aeronave que sea simultáneamente rentable, rápida y ágil, y el RACER cumple con todos esos criterios. “El RACER es un 50%  más rápido que un helicóptero tradicional, pero tiene costes más bajos y reúne varias tecnologías nuevas”, dice Tomasz Krysinski, jefe de investigación e innovación de Airbus Helicopters.

Los ingenieros de aviación han buscado durante mucho tiempo un prototipo de aeronave que sea simultáneamente rentable, rápida y ágil, y el RACER cumple con todos esos criterios. Fuente de las imágenes: Airbus Helicopters.

 

El RACER tiene cuerpo de helicóptero y un rotor en la parte superior. Lo que lo diferencia es que tiene dos “alas” esqueléticas en vez de rotor de cola. Cada ala tiene una hélice, una que se mueve en dirección a las agujas del reloj y otra en contra. Estas hélices, combinadas con las alas de bajo arrastre, ayudan al RACER a mantener la sujeción mientras aumenta la velocidad.

GE Aviation Integrated Systems y Avio Aero, una compañía de GE Aviation con su sede principal en Turín, han aportado los conocimientos técnicos necesarios para hacer despegar al RACER. Ambos están trabajando en los subsistemas y componentes del RACER, incluido el sistema de transmisión tanto para el rotor como para las hélices del ala. Los ingenieros, por ejemplo, han rediseñado completamente las cunas del avión, la parte que conecta las alas con las cajas de engranajes. Anteriormente, esas cunas se unían con varias piezas prefabricadas muy pesadas, una forma que no era particularmente efectiva ni en peso ni en coste.

Sin embargo, las cunas de RACER estarán hechas de un material más liviano conseguido mediante moldes de fundición impresos en 3D, que reducen peso, piezas y coste. “Esta es la primera vez que diseñamos un componente de fundición tan complejo”, dice Paul Mandry, líder del programa de ingeniería de GE Aviation. Además del dinero ahorrado en la construcción, la ligereza del RACER significa un ahorro significativo en los costes de combustible durante la vida útil de la aeronave (y un impacto significativamente más moderado en el medio ambiente).

El RACER también incorpora otros componentes nuevos diseñados conjuntamente por Avio Aero y Airbus Helicopters. Algunos de ellos han sido fabricados mediante impresión 3D, como los intercambiadores de calor para la transmisión del RACER, que deben soportar temperaturas y tensiones físicas extremadamente altas.

Los ingenieros de GE Aviation comenzaron a diseñar por el RACER basándose en el desarrollo de algunos componentes del motor GE Catalyst. Este también utiliza piezas en 3D, por lo que usaron el conocimiento adquirido en su construcción para este nuevo proyecto. Además, en comparación con los métodos convencionales, la fabricación aditiva da los ingenieros la libertad de diseñar piezas más complejas.

Airbus planea comenzar a articular el primer prototipo de RACER este año y tiene previsto el vuelo inaugural en el año 2020.